La Superintendencia de Electricidad confirma: el servicio eléctrico en Las Terrenas no será interrumpido
Por: Valerio del Pezzo – Infos Diario

Ayer una nota de prensa de la compañía Luz y Fuerza de Las Terrenas informó que la Empresa Distribuidora del Este (EDEESTE), acordó extender el contrato de suministro de electricidad a la Compañía Luz y Fuerza de Las Terrenas hasta el 30 de mayo.

En comunicación telefónica con un miembro del Comité Directivo de la SIE, podemos obtener confirmación de que, en una reunión entre el presidente de Luz y Fuerza, ing. Orsini Bosch, autoridades de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) y de la Superintendencia de Electricidad, encabezadas por sus ejecutivos Rubén Bichara y Cesar Prieto, fue otorgada una extensión del contrato de suministro de energía eléctrica a la distribuidora Luz y Fuerza que permitirá la continuación del servicio ¨normal¨ en Las Terrenas y El Limón hasta el 30 de mayo del 2018, mientras se evalúan medidas para superar el déficit financiero de la distribuidora local.

Vale la pena destacar que en los últimos días salió a la luz, tramite declaraciones del presidente de Luz y Fuerza, que esta compañía local no podía honrar las deudas millonarias que tenía con la suplidora de energía eléctrica estatal EDEESTE.

Hasta ayer se pudo leer en diferentes medios de comunicaciones nacionales y locales las declaraciones del ing. Orsini, quien, en retiradas veces, intentaba poner presión al gobierno y, de consecuencia, a la Superintendencia de Electricidad (SIE), para que, supuestamente, la SIE cambie la insostenibilidad de la tarifa fijada que causó, en los últimos tres años una perdida millonaria a la distribuidora Luz y Fuerza.

Que sea claro, esta supuesta pérdida millonarias que Luz y Fuerza tiene con la suplidora EDEESTE es conocida desde meses, ante de los acontecimientos que llevaron al Distrito Municipal de El Limón a una huelga que se concluyó con la destrucción de kilómetros de tendidos eléctricos, decenas de postes y miles de contador.
Desde ay, la necesidad del Estado de, después tres meses, restablecer la conexión a una línea más cercana que, en la realidad, fue la línea de Luz y Fuerza.

Así es. Ahora mi pregunta es: ¨ ¿Porque no salió a la luz las deudas millonarias que Luz y Fuerza debía a la distribuidora estatal EDEESTE antes que se produjeron los acontecimientos salvajes y destructivos en el Distrito Municipal de El Limón? ¨.

Mira el caso, la compañía Luz y Fuerza suple la energía eléctrica a la distribuidora Progreso del Limón.
Entonces, otra vez, se pone de fuerza a comunicar en todos los medios de comunicaciones alcanzables la necesidad que tiene esta compañía de ser liberada de las restricciones impuestas desde tres años por la Superintendencia de Electricidad, que le causa pérdidas millonarias.

¡Una historia sin fin!

La SIE asegura que no hay motivo de inquietud porque esta institución está trabajando para encontrar una solución estable y permanente, sin necesidad de producir un alza de tarifa.
Afirma que esperan concluir esta nueva contratación ante el final del mes de mayo, asegurando de satisfacer las exigencias de la compañía Luz y Fuerza y, principalmente, las expectativas de la población.

Lo que nos preocupan, población, comerciantes, inversionistas dominicanos o extranjeros que sean, son las alternativas posibles que pueden sobresalir de esta contratación.

¿Cuáles son?
En la primera nota de prensa de Luz y Fuerza, esta compañía hace referencia, para resolver el problema económico de esta empresa, a que la Superintendencia de Electricidad acepta de subir las tarifas del kilovatio distribuido por Luz y Fuerza.
O sea, liberalizar las facturas que Luz y Fuerza emite a los usuarios. ¿Retorno al pasado?

Esto nunca será posible. Punto y basta.

Que el Estado otorga el subsidio a Luz y Fuerza y Progreso del Limón como lo hace para las distribuidoras estatales EDEESTE, EDENORTE y, principalmente, EDEESTE. Esto sería posible solo y únicamente se la SIE efectivamente actúa un control estricto sobre las facturaciones a los usuarios.

Que el Estado va a comprar las distribuidoras Luz y Fuerza y el Progreso el Limón y entra EDENORTE como única distribuidora.

Esta última hipótesis es la misma que la población espera desde el comienzo de la lucha para una luz justa.
Es, definitivamente, lo que quieren la población de Las Terrenas y El Limón. Punto y basta.

En cualquier caso, la solución tiene que respetar la inversión privada, pero, principalmente, las exigencias de la población, para que todo se pase en paz.

¡Y faltan solo 40 días! 
40 días son los números de días que Jesús paso en el desierto venciendo las tentaciones de Satanás.
40 días es el tiempo que dura la cuaresma, tiempo para arrepentirnos de nuestros pecados y de cambiar algo de nosotros para ser mejores y poder vivir más cerca de Cristo.