RD.- El caso de una joven ocoeña residente en el exterior, cuyo dedo estaba contaminado con una sustancia controlada causó el deceso de su hijo de 7 meses cuando metió el dedo en la boca del bebé, según la policía.

La joven mujer fue identificada como Anyi Paola Medina Arias, la misma fue arrestada alrededor de las 8:30 pm del martes, según el jefe de policía Jerry Speziale.

La policía fue llamada por primera vez a su casa en North Laurel Street alrededor de las 12:30 am del lunes por un bebé que no responde.

  Los oficiales llevaron al niño al Hospital Lehigh Valley-Hazleton, donde declararon su deceso, Una autopsia se realizó más tarde el lunes.

Medina Arias ahora está acusado de cometer el hecho involuntariamente, ademas de dar informes falsos a la policía, posesión de sustancias controladas y cargos relacionados.



Fue procesada por el juez de distrito de Hazleton, Joseph Zola, quien le negó la libertad bajo fianza.

Medina Arias fue posteriormente encerrado en la prisión del condado.

El jefe de policía dijo que una niña de 1 años y 7 meses fue retirada de la misma residencia por razones de seguridad.