Tateh Lehbib es un refugiado de 29 años que se propuso construir en el desierto de Sáhara casas con botellas de plástico rellenas de arena. Hasta el momento el joven bautizado como “el loco del desierto” ha construido 25 casas en cinco campamentos de refugiados gracias a su técnica.

Las casas circulares de Lehbib utilizan botellas de plástico rellenas de arena para los fundamentos y las paredes. Ofrecen mucha más resistencia y abrigo que las casas de adobe y las lonas de las tiendas, que sucumben a las envestidas de las tormentas de #arena o las lluvias torrenciales que asolan el desierto de vez en cuando.

Con 250 euros compró el material que le hacía falta y fue puerta a puerta y de vertedero en vertedero para recoger las 6.000 botellas de plástico que necesitaba. Fuente: La Vanguardia #SINFinDeSemana