ROBINSON ESPINO, UNA PROPUESTA OPORTUNA EN TIEMPOS DE RENOVACIÓN

Por Giordano Abreu-
Las Terrenas, Samaná RD.
Igual que ocurre con todos los elementos que pertenecen a la cultura de los pueblos, los procesos políticos son objeto constante de cambios y transformaciones que moderan y dictan las reglas de actuación tanto de los procesos mismos, como de sus actores y componentes: La masa votante, los aspirantes a cargos electivos, los árbitros, los recursos, las estrategias, el marketing, el registro y manejo de los padrones electorales, en fin, hasta lo mas ínfimo dentro de una campaña electoral sufre estos efectos, porque el cambio supone una regla vital para la supervivencia en todo su esplendor.

Los partidos políticos, como herramienta básica y la más viva expresión de la democracia, no se pueden escapar de los efectos que genera este proceso de cambio, pues de ser así, quedarían rezagados y fuera del interés de las masas decisorias que cada día se comportan mostrando mayores niveles de exigencias y de competencias en la oferta electoral, como mecanismo de búsqueda de líderes que rompan los esquemas tradicionales, dentro de una escala de manejo transparente de los puestos públicos y la solución de problemas sociales, que se traduce en mejores condiciones colectivas e individuales y aumento de la calidad de vida de las comunidades.

El partido de la Liberación Dominicana es el buque insignia del sistema de partidos políticos de La República Dominicana, en lo que respecta a los métodos y técnicas de adaptación con los tiempos y la conexión con las exigencias de la sociedad en sentido general, así pues, hemos visto al PLD sufrir una metamorfosis sin parangón en las últimas dos décadas, pasando de ser un partido de cuadros, con una militancia eminentemente reducida y cerrada, a convertirse en una mega estructura partidaria que aglutina grandes masas de personas en todo el territorio nacional y mas allá de nuestras fronteras.

Para lograr crecer, adecuarse y transformarse de esta manera, el PLD acudió al método más idóneo conocido “la inclusión”, abriendo las puertas del partido para lograr atesorar el mayor núcleo de hombres y mujeres que con grandes esfuerzo pasarían a convertirse en una gigantesca maquinaria electoral, cuya labor ha dado como resultado la obtención de la victoria en seis certámenes electorales consecutivos. Estos resultados y el crecimiento exponencial de la militancia, han provocado un nuevo proceso de transformación a lo interno del PLD, que lo lleva subirse al tren de la tendencia a la “Democratización de las Organizaciones Políticas”, pues ya el PLD no es un partido de un sector, sino que es una organización del pueblo dominicano.

Por esta razón, en la más reciente reunión del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana, se votó a unanimidad la decisión de cambiar el método de elección interna de los candidatos del partido, que otrora solo facultaba a ejercer el voto a aquellos que figuraren inscritos en el padrón cerrado del PLD; para pasar a celebrar las primerias utilizando un padrón abierto o padrón electoral oficial de La Junta Central Electoral. Con esta decisión, el PLD ha suprimido y desistido de sus registros históricos excluyentes, para dar paso a la verdadera democracia interna, que promueve la participación abierta de la ciudadanía en las tomas de decisiones de una institución que ya es parte indispensable de la idiosincrasia de este pueblo.

Con esta decisión también el PLD, abre el grifo de la necesidad de búsqueda y promoción de precandidatos verdaderamente populares, pues hoy ya no basta con encasillarse en el histórico registro de electores cerrado del partido, que normalmente ha sido tímido, taimado y muy displicente, sino que es necesario enfrentar un desafío mayor, hay que tener la capacidad de conquistar aquellas masas dispersas que no pertenecen al partido pero que son importantísimas al momento de inclinar la balanza dentro de un certamen electoral. Hoy se necesita ser un líder verdaderamente popular para aspirar en PLD.

En esta tesitura debemos ubicar al precandidato ROBINSON ESPINO y destacar a grandes rasgos la puntualidad y oportunidad de sus aspiraciones. Robinson ha salido al ruedo político en momento adecuado, cuando el mismo sistema está exigiendo la presencia de actores que reúnan sus condiciones, que logren impactar más allá de las fronteras del partido y logren convencer a un electorado cada vez independiente y singular. Considero que los propios órganos de dirección del PLD van a desatar una campaña nacional para fomentar la participación de candidatos a todos los puestos electivos, cuyas personalidades, hojas de vida y de servicios sociales coincida con el tipo de método adoptado por partido recientemente, de manera pues que Robinson no debe verse como una amenaza para el peledeista de larga data, sino como un componente que forma parte de las nuevas tendencias de democratización de nuestra gloriosa organización.

La participación de Robinson en las labores sociales le ha permitido tener un acercamiento cara a cara con los sectores organizados y los ciudadanos en sentido general , de manera que el mismo consolida un liderazgo natural y monolítico que se convierte en un activo fresco para las pretensiones electorales del PLD en las venideras elecciones del año 2020, sin menoscabo del conocimiento acabado que posee de las necesidades y carencias que padecen las distintas comunidades que conforman la geografía municipal, lo cual obviamente, le brinda grandes oportunidades de éxito en una eventual gestión a cargo del cabildo.

Robinson representa la opción de las diferentes fuerzas vivas y organizadas de Las Terrenas, es dueño de una hoja de servicio que sobrepasa lo normal, ha estado vinculado a todos los eventos sociales en los que este pueblo ha exigido y logrado importantes reivindicaciones, sin recibir ni pedir nada a cambio, sin tácticas de mala fe, sin chantaje, sin remilgos, abrazado siempre la bandera del bienestar de las mayorías y colocando siempre en su accionar el sello que lo caracteriza: el trabajo incansable”.

Después de haber anunciado sus aspiraciones a la nominación a la alcaldía por el PLD en Las Terrenas, ROBINSON ha sido víctima de feroces y desmesurados ataques politiqueros que provienen de personas que no han sido capaces de acudir al sentido común y pensar que las aspiraciones de este hombre, lejos de constituir una amenaza para el partido, representan la más viva expresión del pueblo y una gran oportunidad de crecimiento, cohesión y conexión del PLD con las masas, un acercamiento del partido con la gente, una muestra natural de liderazgo que se agrega, un estímulo a las fuerzas ya existentes. Robinson es el candidato que más se adapta al nuevo sistema de partidos políticos, al nuevo PLD, al nuevo padrón de electores, ROBINSON ha brindado  apoyo al PLD en la historia, tanto como el más importante de sus dirigentes en este municipio; ROBINSON es la palanca para el nuevo triunfo morado en Las Terrenas.

Escrito por Giordano Abreu.
Las Terrenas.