El Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional condenó la noche de este jueves a cinco de los ocho imputados por la quiebra del Banco Peravia.

Las juezas condenaron a siete años de prisión y al pago de dos millones de pesos a Nelson Serret y a Yessenia Serret Aponte.

Mientras que Jorge y Carlos Serret fueron condenados a tres años de prisión y al pago de un millón de pesos. En tanto que Pausides Donato Rodríguez fue sentenciado a dos años de prisión por complicidad.

Asimismo, el tribunal descargó a los imputados Rolando y Nelson Cabral Veras y al excapitán Florentino de Jesús Acosta y ordenó el cese de las medidas de coerción que pesaban en su contra.

Los primeros cuatro condenados tendrán que pagar una indemnización millonaria contra las instituciones financieras del Estado y a los actores civiles defraudados, quienes se constituyeron en acusadores.

La lectura íntegra de la sentencia será el 18 de julio.